Materiales Educativos, Contrata Y Nombramiento Docente

martes, 29 de enero de 2019

Estrategias de trabajo para aula multigrado | MINEDU



Las escuelas multigrado son aquellas donde los docentes atienden a alumnos de diversos grados en el aula que les corresponde. Durante muchos años estas escuelas fueron consideradas un proyecto irregular y temporal; sin embargo, hoy es ampliamente reconocido que tienen ventajas sobre las escuelas de organización completa (Fierro, 1994), cuando los docentes asumen la heterogeneidad, esto es la diversidad de sus estudiantes, desarrollando la capacidad de cooperación y colaboración entre los propios maestros con sus alumnos y entre estos últimos. Ahora bien, para el caso de Perú estas escuelas surgen de la necesidad de atender a los niños y niñas que viven en comunidades pequeñas y aisladas a lo largo del país, casi todas en zonas rurales y de las cuales una gran parte se ubica en comunidades indígenas. Así, cuando se dice que los docentes asumen la diversidad de sus alumnos no sólo nos referiremos a la diversidad en el sentido de la edad o los conocimientos. Cuando el docente de multigrado asume la diversidad de sus alumnos, para el caso de Perú, hay que reconocer que tiene en sus manos la posibilidad y el reto de tomar una decisión frente a la diversidad étnica, cultural y lingüística que caracteriza sus aulas.



130 Proyectos de aprendizaje | MINEDU


Proyectos de aprendizaje son considerados estrategias metodológicas que partiendo de necesidades e intereses de los estudiantes, brinda la oportunidad para construir un aprendizaje significativo e integrador tomando como punto de partida la planificación y aplicación de actividades didácticas globalizantes.
En el aprendizaje a través de proyectos se confía en el educando y en la capacidad de exploración de su mundo, lo cual hace que éste se motive y desee desarrollar sus habilidades y destrezas buscando lo mejor de sí. Su autoestima se eleva positivamente, el alumno se siente orgulloso de sus logros y trabajos y desea compartirlos.
El profesor para incentivar, motivar el deseo de investigar, de crear, debe realizar una correcta orientación de las tareas a realizar en el proyecto

Rol del profesor

1.      Planifica y distribuye los contenidos de la unidad, buscando equilibrio entre la teoría y el espacio dedicado a la ejecución del proyecto desde la clase.
2.      Introduce conceptos y procedimientos informáticos en relación con la aplicación que sirve de soporte al proyecto y que se fijan en el desarrollo del mismo.
3.      Controla y regula las necesidades de trabajo en la computadora, conjuntamente con el profesor tutor del proyecto.
El alumno debe de trabajar sobre la base de organizar el proyecto

Rol del alumno

1.      Apropiarse de conceptos y procedimientos relacionados con la aplicación objeto de estudio.
2.      Recopilar, organizar y procesar la información de acuerdo a las fuentes indicadas.
3.      Aplicar lo aprendido en la solución de etapas del proyecto

Rol del tutor

1.      Propone el tema de investigación (problema), las fuentes de obtención de la información, la extensión del trabajo, la conformación de los equipos.
2.      Revisa con regularidad el desarrollo del trabajo, hace sugerencias.
3.      Controla y regula las necesidades de acceso a la computadora.

Objetivos del aprendizaje por proyectos

·         Desarrollar competencia: Para los estudiantes el objetivo del proyecto es aumentar su conocimiento y habilidad en una disciplina o en un área del contenido interdisciplinario. Con frecuencia, cuando realiza un proyecto, el estudiante alcanza un nivel de habilidad elevado en el área específica que está estudiando y hasta puede convertirse en la persona que más sabe en el aula sobre un tema específico.
·         Mejorar las habilidades de investigación: El proyecto requiere la utilización de aptitudes para investigar y ayuda a que estas se desarrollen.
·         Participar en un proyecto: El proyecto ayuda a que los estudiantes incrementen su conocimiento y habilidad para emprender una tarea desafiante que requiera un esfuerzo sostenido durante un período de tiempo considerable. Usualmente un grupo de estudiantes trabaja en un proyecto, de esta manera aprenden a asumir responsabilidad en forma individual y colectiva para que el equipo complete con éxito la tarea. Los estudiantes aprenden los unos de los otros.
·         Aprender a usar las Tecnologías de la Información: Los estudiantes incrementan el conocimiento y la habilidad que tienen sobre la aplicación a medida que trabajan en el proyecto. Un proyecto puede diseñarse con el objetivo específico de alentar en los estudiantes la adquisición de nuevas habilidades y conocimientos en las tecnologías.
·         Aprender a autoevaluarse y a evaluar a los demás: Los estudiantes incrementan su habilidad de auto evaluación responsabilizándose por su propio trabajo y desempeño. Aprenden también, a evaluar el trabajo y desempeño de sus compañeros y a darles retroalimentación.
·         Desarrollar un portafolio: El proyecto requiere que los estudiantes realicen un producto, una presentación o una función de alta calidad. El proyecto puede hacer parte del portafolio del estudiante en el tiempo que esté en el curso o inclusive a largo plazo
·         Comprometerse en un proyecto: Los estudiantes se comprometen activa y adecuadamente a realizar el trabajo del proyecto, por lo que se encuentran internamente motivados. Esta es una meta del proceso.
·         Ser parte de una comunidad académica: Toda la clase - los estudiantes, el maestro, los monitores y los voluntarios - se convierten en una comunidad académica, en la que se trabaja cooperadamente y se aprende unos de otros. Trabajar en ideas que son importantes. El proyecto debe enfocarse en ideas que sean importantes y en temas que tengan continuidad y que sean relevantes para el profesor y la comunidad
                                                                    Proyectos de aprendizaje 



Plantilla para elaborar proyecto curricular institucional | MINEDU




El Proyecto Educativo Institucional (PEI) es el principio ordenador de las instituciones Educativas, en él está plasmado el marco teórico bajo el cual surgen los objetivos pedagógicos; aquí se presenta la "Visión" de la Institución, es decir, la propuesta a futuro, la mirada hacia el horizonte. También se explícita la "Misión", que no es otra cosa que el propósito general del establecimiento educacional. Se definen las funciones de cada estamento y elemento de la institución, organización y procedimientos evaluativos y de convivencia Interna, normativa, perfiles de alumnos, apoderados y profesores, talleres, horarios, etc. En general aquí está plasmada la idea de "escuela" que impulsa a cada Institución.

Desde un punto de vista más global el PEI es como la carta presentación de una institución ante la sociedad, como define sus principios y valores tanto morales como académico, sus metas y objetivos y los recursos y acciones para concretarlos, Es un proceso de cambio social y participativo que requiere de decisiones contextualizadas de acuerdo a la institución (su propia dinámica, realidad y entorno).

Dependiendo de su nivel de desarrollo un PEI es un Macroproyecto, es decir una actividad que involucra a toda la comunidad educativa de un establecimiento a través de él se pretende crear las bases curriculares. Es una herramienta o instrumento de construcción de la identidad propia y particular de cada unidad educativa.







lunes, 28 de enero de 2019

100 actividades para dinamizar la clase | MINEDU


Motivar a tus alumnos en clase es posible. No hay nada más gratificante para un docente que conseguir captar la atención, la curiosidad y el interés de tus alumnos cuando impartes una sesión lectiva. En ocasiones nos quejamos de que nuestros alumnos demuestran poca motivación en aquello que les transmitimos y eso puede deberse a que no somos capaces de conectar con ellos.
Es por ello que este artículo tiene la intención de exponeros algunos consejos que me gusta tener presente a la hora de enfrentarme  a una sesión lectiva.

¿Cómo motivar a tus alumnos en clase?
1. Cooperativismo. El docente debe ser consciente de que el concepto de clase magistral, de explicación unidireccional como modelo único del proceso de enseñanza-aprendizaje está obsoleto. Con ello no quiero decir que debamos suprimirla. Lo que quiero decir es que cada vez más debemos abogar por un mayor cooperativismo dentro del aula, debemos conseguir que los alumnos sean parte activa de ese proceso de enseñanza-aprendizaje, que sean cosncientes de que forman parte de aquello que les transmitimos.

Y eso se consigue mediante el trabajo en equipo, mediante el aprendizaje cooperativo. En el aprendizaje cooperativo el alumno es parte activa de la sesión lectiva y el docente se sitúa en un segundo plano para organizar y asesorar a sus alumnos.

El cooperativismo ayuda a motivar a tus alumnos, porque se sienten partícipes de los contenidos que ofrece el docente. Fomentar el cooperativismo no sólo es un mecanismo útil para la motivación de los alumnos, sino que parte del principio de la Educación inclusiva, de una Educación de todos y para todos y en la que tiene cabida la heterogeneidad, la ayuda mutua, el apoyo y el sentido de pertenencia a una Comunidad.

2. Versatilidad. Siempre he pensado que el profesor es un profesional en constante evolución. Aquel profesor que no evoluciona se convierte en un docente monolítico y ello lo hace previsible, monótono y aburrido. No hay nada peor que un profesor previsible a la hora de motivar a los alumnos de un grupo.

Personalmente creo que la planificación no está reñida con la versatilidad. Un profesor versátil es aquel sabe adaptarse a las necesidades del grupo, que sabe cambiar la metodología en función de la múltiples circunstancias que tienen lugar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Si el docente es capaz de adaptarse a todas las circunstancias que rodean a su grupo, conseguirá motivar a los alumnos y conectará mucho mejor con ellos.

3. Venta del producto. Los docentes somos algo parecido a unos comerciales. Sí, unos comerciales. Porque lo que hacemos es vender un producto, el del conocimiento. Y vender un producto, sea el que sea, no es fácil. El buen comerciante es aquel que es capaz de llegar al corazón del consumidor, que es capaz de convencerle con argumentos sólidos, que es capaz de hacerle creer que realmente necesita consumir ese producto.

Con los profesores pasa algo parecido. En la medida que seamos capaces de vender nuestro producto, el conocimiento, más venderemos. Haced que ese producto que es el conocimiento sea atractivo para vuestros alumnos, hacedles ver lo bueno que es, hacedles sentir la necesidad de consumirlo. Si lo conseguís, si conseguís vender vuestro producto, os aseguro que motivar vuestros alumnos no os supondrá ninguna dificultad.


4. Creación de expectativas. Personalmente, el hecho de crear expectativas es un factor que me parece clave a la hora de motivar a los alumnos. Si antes me refería a la importancia de vender nuestro producto, en este apartado me refiero al hecho de cómo envolvemos ese producto.

Y lo podemos envolver mediante la creación de expectativas. El hecho de crear expectativas en clase aumenta la curiosidad, el interés y, sobre todo, la atención de tus alumnos. Si consigues crear expectativas, tus alumnos estarán motivados a la espera de algo que tiene que ser sorprendente, diferente, especial. 

Pero no olvidéis que estas expectativas en un momento u otro deben cumplirse, porque de no ser así pueden perjudicarnos y perjudicar al grupo. A mí me gusta crear expectativas de un día para otro y lo hago a través un una frase misteriosa, de la proyección de una imagen difuminada, diciéndoles que el próximo día les tengo reservada una sorpresa que les va a encantar… Os aseguro que funciona.

5. Refuerzo positivo incondicional. Esta expresión la aprendí hace ya algunos años en un curso que se impartió en mi centro. Fue una expresión que oí de un docente y que desde ese día me ha acompañado en todas las sesiones lectivas. Por refuerzo positivo incondicional entendemos el hecho de premiar y agradecer a nuestros alumnos su participación e interés en el aula.

Si antes hablaba de que la Educación debe transmitir conocimientos de forma bidireccional, el refuerzo positivo incondicional cobra más sentido que nunca. Debemos saber premiar, valorar y agradecer de forma explícita la interacción y la participación de nuestros alumnos.

Si de verdad queremos motivarles, debemos hacerles ver que son imprescibibles en el aula, que les valoramos enormemente, que contamos con ellos en todo momento, que tenemos en cuenta sus opiniones, y que agradecemos enormemente sus aciertos así como sus errores.

El refuerzo positivo incondicional consiste en dar a tus alumnos una inyección de moral, en fomentar su autoestima, en hacerles ganar en seguridad. Si así lo hacemos, conseguiremos que aumente su motivación.

Motivar a tus alumnos en clase es un deber y una responsabilidad. Si atendemos a la etimología del término MOTIVACIÓN observaremos que viene del latín motivus ‘movimiento’ y del sufijo -ción ‘acción y movimiento’. Por tanto, motivar consiste en mover o, como a mí me gusta decir, remover el interior de nuestros alumnos a través de lo que saben y de lo que les podemos enseñar. Si eres capaz de motivar a tus alumnos en clase conseguirás de ellos su estima, su respeto, su reconocimiento y su aceptación. 

Secuencias didácticas: aprendizaje y evaluación de competencias | MINEDU




En esta entrada nos gustaría compartir algunas recomendaciones útiles para que, llegado el momento, no os sintáis desnudos o perdidos ante esta misión. No están todas las que son, pero espero que todas las que están en esta entrada sí sean, al menos, útiles para vuestro desempeño docente y elaborar secuencias didácticas adecuadas. 

1. Fija objetivos
Como en cualquier ámbito de nuestra vida, debemos comenzar fijando los objetivos de nuestra sesión. Habitualmente cometemos el error de pensar en términos gramaticales exclusivamente cuando deberíamos hacerlo en términos de realización de tareas que nos permitan resolver situaciones comunicativas. ¿Cómo expresamos esos objetivos? Como capacidad (Que el alumno sea capaz de…) o, sencillamente, con infinitivos (Aprender a…, Conocer…, Conseguir…)

2. Selecciona contenidos… y no olvides las estrategias
Indisolublemente unido al consejo anterior y consecuencia inmediata del mismo está la selección de contenidos. El hilo de reflexión es muy sencillo: qué contenidos (gramaticales, léxicos, funcionales, socioculturales) debe aprender mi alumno a fin de alcanzar el objetivo propuesto. Una vez hecho esto, no dejes de lado las estrategias comunicativas que serán de gran ayuda a la hora de realizar con éxito la tarea.

3. Asegúrate de que hay progresión en el aprendizaje
En el proceso de elaboración de las actividades o tareas de clase ten en cuenta la progresión en el aprendizaje, es decir, que cada actividad implique un peldaño más en el proceso y sea palpable que vamos aprendiendo gradualmente, apoyándonos en lo ya conocido para impulsarnos hacia contenidos nuevos.

4. Camina hacia un fin
No pierdas de vista la tarea final y elabora las actividades posibilitadoras a modo de estructura o andamiaje que permita al alumno, llegado el momento de la actividad final, escoger los recursos adecuados para realizarla con éxito. Ve componiendo un camino que, al ser recorrido, el alumno perciba que va incorporando nuevos elementos para que su bagaje final sea completo y le dé la seguridad que necesita para superar la actividad final.

5. No malgastes los materiales
Con frecuencia cometemos el error (o la torpeza) de, sin darnos cuenta, quemar material que es gran interés y utilidad y, sin embargo, lo desaprovechamos. ¿Te ha pasado que durante días has ido seleccionando, recortando y archivando anuncios de ropa de revistas para ponerlos en las paredes de la clase para contextualizar y motivar a los alumnos cuando entren? ¿De verdad es lo único que podemos hacer con esos anuncios? Fotos para la contextualización, un texto solo para ponerle un título y pasar a un vídeo con el que solo vamos a introducir un concepto y luego… Optimiza los recursos, explota los materiales, aprovecha el potencial pedagógico de todo lo que utilices en clase.

6. Abre el paraguas... temático
Otro error habitual es elegir un elemento gramatical como eje vertebrador de la secuencia didáctica (el pretérito imperfecto, el imperativo, la diferencia entre por y para…) y vamos dando saltos de un tema a otro -el cine, la música, la infancia, los viajes…- a fin de trabajar con dicho contenido gramatical. Esto produce una extraña sensación en el alumno, que se siente zarandeado de un sitio a otro sin saber ni dónde está ni hacia dónde queremos que vaya.

Cuando le damos cobijo -y coherencia- a la secuencia didáctica bajo un paraguas temático, aportamos seguridad, comodidad y confianza al alumno y ponemos en su sitio a la gramática que pasa a ser tratada como una competencia para desarrollar, como una herramienta de comunicación, y no como la protagonista.

7. Deja espacio a la improvisación
La clase es un ecosistema de personas vivas como sus sentimientos, sus deseos, sus dudas, sus experiencias… por tanto, no les pongas límites. Propón actividades abiertas y no exijas que el alumno diga o escriba lo que tú quieres sino lo que quiere él. Es más, que diga o escriba lo que necesite y que sea algo significativo.


10 consejos para manejar tu salon de clases | MINEDU


La enseñanza es un trabajo duro no hay duda al respecto,  y trabajar con niños pequeños puede ser un poco abrumador a veces, sobre todo cuando las clases son con núemor abundante de chicos. Pero muchos educadores experimentados tienen un sexto sentido cuando se trata de la gestión del aula (lo que funciona y lo que no)  por suerte, muchas de sus estrategias están disponibles en la web para ayudar a otros profesores a alcanzar el mismo éxito. Así que echa un vistazo a ésta lista de consejos probados para ayudarle a manejar su salón de clases de manera más eficiente y eficaz.

Establecer reglas de  clase inmediatamente y cumplirlas de manera coherente.

Establezca reglas en el primer día de clase, las cuáles siempre debe seguir a través de los premios especificados por logros y consecuencias por mala conducta. Si usted permite que un estudiante salga con la mala conducta sin consecuencias ni una sola vez,  habrá abierto la puerta a la mala conducta y la negociación de las reglas de en un futuro. Esto es particularmente importante en el comienzo del año, cuando usted está construyendo la confianza de sus alumnos  como su maestro.


Establezca reglas lógicas y consecuencias.

Mantenga el objetivo del aprendizaje en mente y asegúrese de que los estudiantes saben por qué las reglas son lo que son: “. Caminamos en vez de correr en el pasillo porque queremos asegurarnos de que todos estén a salvo” y en forma la consecuencia a la delincuencia: Si un estudiante hace un lío de los materiales de arte, la consecuencia lógica es que debe limpiarlo.Los  Castigos arbitrarios como perder el recreo, o alguna otra cosa relacionada con el delito, enseñan a los estudiantes que son malos y pueden  forzar una lucha de poder.


Utilice positivo en lugar de negativo.

Tan pronto como le dices a alguien que no haga algo, la primera imagen en la cabeza de la persona es lo que se la ha dicho que no debe hacer. Para evitar el subconsciente entrometido, puede optar por lenguaje positivo en lugar de reglas de lenguaje negativo. Por ejemplo:

“Esté preparado” en lugar de “No olvides  tu lápiz.”

“Cierra la puerta sin hacer ruido” en lugar de “No cierre la puerta.”
“Escuche a su profesor y compañeros” en lugar de “No hable en clase.”
Y el uso de la palabra “consecuencias” en lugar de las muy negativas “castigos”.


Haga que sus estudiantes se sientan responsables de su propio entorno de aprendizaje.

De a sus alumnos mayor percepción de su entorno de aprendizaje, hacerlos sentir responsables de su propio aprendizaje. Crear reglas juntos como una clase, animar a aquellos con personalidades de liderazgo para dirigir la discusión en clase, y caminar en lugar de estar al frente de toda la lección de modo que usted no es el embudo para la conversación. Pida a los estudiantes  “marcar” a sí mismos, como  “Compruebe usted mismo para ver si usted está utilizando su voz interior”, que se note que envía el mensaje de que se ve a los estudiantes como individuos capaces de manejarse así mismos.

Elogie los esfuerzos y logros por su propio bien, no para el bien de la aprobación del maestro.
Dar retroalimentación constante acerca de las buenas conductas. Pero hay que tener el énfasis en el comportamiento, no en la aprobación del profesor. Evite decir, “Me gusta cómo …”, porque no importa lo que le gusta al Profesor. Los estudiantes no deben hacer cosas para complacer a su maestro; deben hacer las cosas porque son  correctas que deben hacer.


Sea consciente de los diferentes ritmos de aprendizaje y mantener a los estudiantes ocupados.

No todos los alumnos aprenden al mismo ritmo. Permanezca con aquellos que no entienden el tema y lleve registro con ellos para ayudar a mantener  la velocidad y no se sienten frustrados. En el otro lado, los estudiantes aburridos causan problemas. Asegúrese de que se está desafiando a que se desplacen más rápidamente a través del material por más de planificación y preparación de actividades extras.


Evitar confrontaciones frente a los estudiantes.

Nunca es una buena idea tomar como ejemplo a un estudiante por avergonzarlo delante de sus compañeros. Si usted está tratando con un mal comportamiento, debe hablar con el estudiante en el pasillo o después de clase para resolver el problema en lugar de permitir una confrontación en su clase.


Conecte con los padres.

Hacer contacto con los padres temprano y con frecuencia. Fomentar la asistencia a conferencias de padres y maestros, si su escuela los usa, y demostrar que usted desea trabajar con los padres que enseñen a sus hijos a la medida de su capacidad. Si desarrolla una buena relación con los padres, vamos a abrir un diálogo entre ellos,  estudiantes y maestros que permite un flujo más libre de retroalimentación.


Comportamientos interactiva modelo.

La primera vez que hace algo, debe mostrar a los estudiantes cómo hacerlo. Luego pídales que compartan lo que notaron, para después pedirle a un estudiante  hacerlo, y discutir esa acción con la clase. Si va lento la primera vez, usted será capaz de ir más rápido después con la seguridad de que todos los estudiantes saben cómo llevar a cabo la acción de manera correcta.

Obtener la atención de todos los estudiantes antes de comenzar la clase.
Esto no requiere dar un grito de “silencio, la clase comienza” – de hecho, eso es casi seguro que sería contraproducente. En su lugar, de pie en silencio y esperar a que los estudiantes se silencien entre sí y tomen asiento. O bien, si eso no es su estilo, redirigir la charla al comienzo de su clase con preguntas elocuentes, comentario o alguna  observación. Una vez que tenga la atención de todos, podrá proceder con el plan de la lección del día.


Utilice la proximidad y franqueza a su ventaja.

Si un estudiante se está portando mal en clase, continúe con su lección, pero camine para estar de pie al lado de ellos. Tener un profesor tan cerca normalmente se desconectará la mala conducta de un estudiante. También puede utilizar una pregunta directa a cerrarse de nuevo en la lección.  Asegúrese de iniciar la llamada de salida con su nombre para que escuchen la pregunta completa.


Sea organizado.

Llevar o tener una estructura, tanto dentro de una lección y durante todo el curso académico, ayudará a sus estudiantes a permanecer en la cima de su trabajo. Escriba las actividades del día en la pizarra antes de la clase.

Reparta un programa de estudios al comienzo del semestre y  sigalo al pie de la letra. Proporcionar un plan de estudios revisado para que los estudiantes siempre sepan donde están en el curso. Durante la clase, debe estar preparado para cada actividad subsiguiente; la pérdida de tiempo tanto su tiempo y de sus alumnos e introduce la apatía en el aula.


domingo, 27 de enero de 2019

Modelo de plan de gestión de riesgos | MINEDU PERÚ




La Gestión de riesgos (Traducción del inglés Risk Management / Manejo de riesgos) es un enfoque estructurado para manejar la incertidumbre relativa a una amenaza, a través de una secuencia de actividades humanas que incluyen evaluación de riesgo, estrategias de desarrollo para manejarlo y mitigación del riesgo utilizando recursos gerenciales. Las estrategias incluyen transferir el riesgo a otra parte, evadir el riesgo, reducir los efectos negativos del riesgo y aceptar algunas o todas las consecuencias de un riesgo particular.

Propósito
El riesgo es un evento incierto, que de ocurrir afectara positiva o negativamente al menos a uno de los aspectos claves del proyecto (costos, tiempo, alcance y calidad).

La Planificación de la Gestión de Riesgos es el proceso de decidir cómo abordar y llevar a cabo las actividades de gestión de riesgos identificados de un proyecto a través de la construcción de la estructura de desglose del trabajo. (WBS ó EDT).

Permite que la probabilidad y el impacto de las oportunidades aumenten y de las amenazas disminuyan.

El Plan de Riesgos deberá contener:
  • Metodología: Herramientas y metodologías para ejecutar la gestión de riesgos.
  • Roles y responsabilidades: Líder, apoyo y miembros del equipo para cada actividad de gestión de riesgos.
  • Preparación del presupuesto: Asigna recursos y estimar costes para las actividades de gestión de riesgos.
  • Periodicidad: Cada cuándo y con qué frecuencia se realizan la actividades.
  • Categorías de riesgos: Contribuye a la efectividad y calidad de la identificación de riesgos.
  • Definiciones de probabilidad e impacto: Requerido para dar calidad y credibilidad al proceso de análisis cualitativo de riesgos.
  • Matriz de probabilidad e impacto: Los riesgos se priorizan según sus posibles implicaciones para lograr los objetivos del proyecto y Tolerancias revisadas de los interesados.
  • Formatos de informe: Contenido y formato de los registros de riesgos.
  • Seguimiento: Documenta cómo serán registradas todas las facetas de las actividades de riesgos.         
Indicadores a considerar en el plan de gestión de riesgos.



sábado, 26 de enero de 2019

Enfoque del gestion de riesgo de desastres en el sector educación | MINEDU


Enfoque de gestión de riesgos
La Educación para la Gestión del Riesgo es un conjunto de decisiones y acciones pedagógicas que conducen al planeamiento y la aplicación de políticas, estrategias e instrumentos, orientados a reducir los riesgos en las Instituciones Educativas (IIEE) y su entorno, promoviendo una cultura de prevención y adaptación desde los primeros años de escolaridad.

La construcción de aprendizajes ambientales colaborativos ante los fenómenos extremos, sismos, tsunamis, inundaciones, huaicos, friajes, heladas y los efectos en el ambiente y salud de las personas
Reflexionar sobre los desastres y fenómenos naturales, interactuando con la historia e información local sobre qué son, por qué y cómo se producen, sus efectos y acciones de prevención.

Fomentar la capacidad de respuesta de las IIEE frente a los riesgos climáticos y un mejor aprovechamiento de nuestros recursos para desarrollo sostenible, entre otros.

Para ello es necesario realizar lo siguiente:

Reconocer el entorno: línea de base de la realidad que permitirá reconocer los problemas ambientales que se están generando dentro y fuera de la IE ocasionando impactos negativos. De este modo, se podrá ubicar y evaluar los escenarios de riesgo: amenazas, vulnerabilidades, capacidades y recursos disponibles.

Se requiere ejecutar un Plan de Gestión de Riesgo y un Plan de Contingencia que contiene los planes de evacuación y lo referente a la atención antes, durante y después de los incidentes.

¿Qué es un Plan de Gestión del Riesgo?
Según la Guía para la Aplicación del Enfoque Ambiental del Ministerio de Educación, para elaborar el Plan de Gestión del Riesgo (PGR), la Institución Educativa tiene que considerar los aspectos críticos y las potencialidades identificadas en el diagnóstico institucional (2014, pp.62).




Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | tercer grado | MINEDU


La siguiente unidad de aprendizaje es un material guía docente. Contiene sus propias sesiones que puedes utilizarlo de guia. Descarga en este enlace.

RECUERDA.
“La unidad didáctica es una forma de planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje alrededor de un elemento de contenido que se convierte en eje integrador del proceso, aportándole consistencia y significatividad. Esta forma de organizar conocimientos y experiencias debe considerar la diversidad de elementos que contextualizan el proceso (nivel de desarrollo del alumno, medio sociocultural y familiar, Proyecto Curricular, recursos disponibles) para regular la práctica de los contenidos, seleccionar los objetivos básicos que pretende conseguir, las pautas metodológicas con las que trabajará, las experiencias de enseñanza-aprendizaje necesarios para perfeccionar dicho proceso”

¿Cuáles son los elementos clave de una unidad didáctica?
Descripción: indicar el tema o el nombre de la unidad didáctica, así como los conocimientos previos que deben tener los estudiantes, las actividades de motivación, etc. También indicar el número de sesiones y el momento en el que se pondrá en práctica.
  • Objetivos: establecer los objetivos didácticos para ver lo que los alumnos van a adquirir con esta unidad.
  • Contenidos: hablar sobre los contenidos de aprendizaje, relativos a conceptos, procedimientos y actitudes.
  • Secuencia de actividades: establecer la secuencia de aprendizaje, de forma que las actividades estén relacionadas entre si.
  • Recursos materiales: indicar los diferentes recursos específicos que son necesarios para desarrollar la unidad didáctica paso a paso.
  • Organización de espacio y tiempo: se recomienda indicar los aspectos concretos relacionados con la organización del espacio y el tiempo que requiere la unidad didáctica.
  • Evaluación: indicar cuáles serán los criterios e indicadores de la valoración de los aprendizajes de los alumnos.De esta forma, las actividades van a permitir esta valoración, además de la valoración de la práctica docente del profesor.
Sesiones unidad 1 - tercer grado

|DESCARGA TAMBIÉN|

  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Cuarto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Quinto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Sexto  grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | segundo grado | MINEDU




    La siguiente unidad de aprendizaje es un material guía docente.
    RECUERDA.
    “La unidad didáctica es una forma de planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje alrededor de un elemento de contenido que se convierte en eje integrador del proceso, aportándole consistencia y significatividad. Esta forma de organizar conocimientos y experiencias debe considerar la diversidad de elementos que contextualizan el proceso (nivel de desarrollo del alumno, medio sociocultural y familiar, Proyecto Curricular, recursos disponibles) para regular la práctica de los contenidos, seleccionar los objetivos básicos que pretende conseguir, las pautas metodológicas con las que trabajará, las experiencias de enseñanza-aprendizaje necesarios para perfeccionar dicho proceso”

    ¿Cuáles son los elementos clave de una unidad didáctica?
    Descripción: indicar el tema o el nombre de la unidad didáctica, así como los conocimientos previos que deben tener los estudiantes, las actividades de motivación, etc. También indicar el número de sesiones y el momento en el que se pondrá en práctica.
    • Objetivos: establecer los objetivos didácticos para ver lo que los alumnos van a adquirir con esta unidad.
    • Contenidos: hablar sobre los contenidos de aprendizaje, relativos a conceptos, procedimientos y actitudes.
    • Secuencia de actividades: establecer la secuencia de aprendizaje, de forma que las actividades estén relacionadas entre si.
    • Recursos materiales: indicar los diferentes recursos específicos que son necesarios para desarrollar la unidad didáctica paso a paso.
    • Organización de espacio y tiempo: se recomienda indicar los aspectos concretos relacionados con la organización del espacio y el tiempo que requiere la unidad didáctica.
    • Evaluación: indicar cuáles serán los criterios e indicadores de la valoración de los aprendizajes de los alumnos.De esta forma, las actividades van a permitir esta valoración, además de la valoración de la práctica docente del profesor.





    |DESCARGA TAMBIÉN|

  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Cuarto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Quinto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Sexto  grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | primer grado | MINEDU


    Sesiones de unidad de aprendizaje 1

    La siguiente unidad de aprendizaje es un material guía docente.
    RECUERDA.
    “La unidad didáctica es una forma de planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje alrededor de un elemento de contenido que se convierte en eje integrador del proceso, aportándole consistencia y significatividad. Esta forma de organizar conocimientos y experiencias debe considerar la diversidad de elementos que contextualizan el proceso (nivel de desarrollo del alumno, medio sociocultural y familiar, Proyecto Curricular, recursos disponibles) para regular la práctica de los contenidos, seleccionar los objetivos básicos que pretende conseguir, las pautas metodológicas con las que trabajará, las experiencias de enseñanza-aprendizaje necesarios para perfeccionar dicho proceso”

    ¿Cuáles son los elementos clave de una unidad didáctica?
    Descripción: indicar el tema o el nombre de la unidad didáctica, así como los conocimientos previos que deben tener los estudiantes, las actividades de motivación, etc. También indicar el número de sesiones y el momento en el que se pondrá en práctica.
    • Objetivos: establecer los objetivos didácticos para ver lo que los alumnos van a adquirir con esta unidad.
    • Contenidos: hablar sobre los contenidos de aprendizaje, relativos a conceptos, procedimientos y actitudes.
    • Secuencia de actividades: establecer la secuencia de aprendizaje, de forma que las actividades estén relacionadas entre si.
    • Recursos materiales: indicar los diferentes recursos específicos que son necesarios para desarrollar la unidad didáctica paso a paso.
    • Organización de espacio y tiempo: se recomienda indicar los aspectos concretos relacionados con la organización del espacio y el tiempo que requiere la unidad didáctica.
    • Evaluación: indicar cuáles serán los criterios e indicadores de la valoración de los aprendizajes de los alumnos.De esta forma, las actividades van a permitir esta valoración, además de la valoración de la práctica docente del profesor.




    |DESCARGA TAMBIÉN|

  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Cuarto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Quinto grado | MINEDU
  • Sesiones de aprendizaje de la unidad didactica 1 | Sexto  grado | MINEDU
  •