Materiales Educativos, Contrata Y Nombramiento Docente

martes, 25 de diciembre de 2018

¿Qué es diversificar el currículo?



“Adecuar y enriquecer el Diseño Curricular Nacional (DCN) para responder con pertinencia a las necesidades, demandas y características de los y las estudiantes y de la realidad social, cultural y geográfica de las diversas zonas y regiones de nuestro país; es prever y garantizar que el trabajo educativo se desarrolle en coherencia con cada realidad y con las prioridades nacionales”
Teniendo en cuenta estas consideraciones, y dada la diversidad cultural, económica, social y religiosa que existe en nuestro país, el currículo y su aplicación en el aula no pueden ser homogéneos. Es por ello que el DCN 2009 propone lineamientos generales con la intención de garantizar la unidad del sistema educativo en la EBR en cuanto a enfoque, propósitos, áreas curriculares y aprendizajes considerados básicos que los y las estudiantes deben lograr en todo el país.

La diversificación consiste entonces en adecuar el DCN y enriquecerlo teniendo en cuenta las demandas del entorno regional o local, las necesidades de aprendizaje de los y las estudiantes y la diversidad existente en cada aula, así como las características del entorno

¿Cómo se realiza la diversificación curricular en relación al tema del medio ambiente?

El reto de diversificar el tema del medio ambiente consiste en poner en evidencia aquellos temas ambientales que se encuentran estrechamente relacionados con una comunidad o región, por ejemplo:
Si mi comunidad se encuentra en Chimbote y uno de los problemas ambientales es la contaminación que producen las fábricas de harina de pescado.

Si en mi comunidad no existe una cultura de manejo de residuos sólidos y los alrededores de la comunidad educativa son un foco infeccioso.

Si mi comunidad se encuentra en Puno y contamos con agua potable solamente una hora al día.
Si mi comunidad se encuentra en la Amazonía y la deforestación pone en peligro nuestra biodiversidad.

Estos y otros pueden ser temas importantes a desarrollar en nuestra programación.
Consideraciones a tener en cuenta para la diversificación curricular en el tema de educación ambiental en la institución educativa
  • Caracterización de la problemática pedagógica y de las oportunidades del contexto, es decir, elaborar el diagnóstico de nuestra comunidad identificando el contexto en el cual trabajamos.
  • Identificación de la demanda educativa y de los temas transversales. Aquí es importante, por un lado, personalizar al grupo con el cual estamos trabajando y saber cuáles son sus necesidades e intereses; y, por otro lado, relacionar estos con el tema trasversal del medio ambiente.
  • Formulación de un Plan de Estudios que responda a las demandas sociales y culturales del contexto en el cual trabajamos, aspecto que también debemos relacionar con el tema del medio ambiente. Recordemos que cada sociedad y cultura tiene su propia forma de relación con la naturaleza, por ejemplo, en la cosmovisión andina la relación del hombre con la naturaleza es muy estrecha, como lo podemos apreciar en el ritual ancestral de la pacha mama (Olivera 2011).
  • Elaboración del Diseño Curricular Diversificado, que debe ser construido por el docente o la docente de acuerdo a las características, necesidades e intereses de su institución educativa.
  • Formulación de lineamientos metodológicos. Se sugiere trabajar con la metodología aprender haciendo, es decir una metodología activa, por descubrimiento, donde los niños y las niñas sean protagonistas del aprendizaje.

Los temas curriculares o temas transversales y la educación ambiental
Los temas transversales: “Son temas planteados por las situaciones problemáticas que afectan a nuestra sociedad en general y comunidad en particular. Estos son los problemas a los que los educadores intentamos dar una respuesta a partir del conocimiento, la reflexión y el compromiso de nosotros y de nuestros alumnos, abordándolos desde todas las áreas de desarrollo” (Valle s. f.).

Estos temas responden a los problemas que afectan a la sociedad peruana en la actualidad, por lo que el sistema educativo debe darles atención en cada institución educativa del país. En el DCN se menciona lo siguiente en cuanto a este tipo de temas:
“Tienen como finalidad promover el análisis y reflexión de los problemas sociales, ecológicos o ambientales y de relación personal con la realidad local, regional, nacional y mundial, para que los estudiantes identifiquen las causas así como los obstáculos que impiden la solución justa de estos problemas. Los temas transversales se plasman fundamentalmente en valores y actitudes”. (MINEDU 2009a: 35)
En este sentido, los temas transversales deben ser considerados y trabajados en todas las áreas curriculares y orientar la práctica educativa en cada institución educativa. Al realizar la programación, se seleccionan e incorporan en las unidades didácticas, tomando en cuenta tanto los temas transversales que establece el DCN como los que se seleccionen a nivel de cada región.

A nivel nacional, se proponen los siguientes temas transversales que responden a los grandes problemas de nuestro país y su solución implica un reto desde el trabajo en aula:
Educación para la convivencia, la paz y la ciudadanía
Educación en y para los derechos humanos
Educación en valores o formación ética
Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental
Educación para la equidad de género (MINEDU 2009a: 35).

¿Cómo implementamos la educación ambiental teniendo en cuenta el tema transversal?
Si bien el DCN 2009 establece como tema trasversal la “Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental”, para los fines de este curso se han seleccionado cuatro temas ambientales específicos: agua, energía, residuos sólidos y biodiversidad. Estos cuatro temas son centrales para formar la conciencia ambiental y para llevar a cabo prácticas para un manejo sostenible.
Para implementar el tema transversal “Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental” se debe:
  • Orientar la práctica educativa de cada institución educativa, teniendo en cuenta sus características particulares, es decir, este tema debe estar contemplado en la planificación anual del centro educativo. Para ello, como docentes, debemos considerar este aspecto y trabajarlo con nuestros colegas antes del inicio del año escolar.
  • Considerar este tema cuando se programe, cuidando que se integren todas las áreas curriculares. Es importante recordar que el tema transversal cruza la programación, es decir, que está siempre presente en las actividades cotidianas de niños y niñas.
  • Concretizar en la programación con los temas de educación ambiental seleccionados, es decir: agua, energía, residuos sólidos y biodiversidad. Cabe señalar que tales temas se han desarrollado para efectos de esta guía, aunque no son los únicos que pueden trabajarse. Quedará al criterio del o de la docente lo que considere mejor para su labor pedagógica.
  • Integrar este tema transversal a la programación curricular de forma natural, es decir, trabajarlo de manera permanente y no solo para fechas específicas, como el Día del Medio Ambiente. Esto constituye un reto a lograr.

Las áreas curriculares
“La educación es un proceso que tiene como finalidad la formación integral de la persona. La Ley General de Educación señala que ella se da a lo largo de toda la vida y que se centra en la persona como agente fundamental de todo el proceso. Atender las diversas dimensiones del ser humano implica considerar el proceso evolutivo de su desarrollo y sus particularidades en lo físico, socioemocional y cognitivo desde el nacimiento.

Es por ello que el Diseño Curricular Nacional está organizado en áreas que se complementan para garantizar una formación integral”. (MINEDU 2009a: 38
Las áreas curriculares en el currículo peruano
La organización por áreas en el currículo peruano data de la década de 1990, cuando se realizó el cambio curricular de objetivos y se dio paso al trabajo por competencias. Este cambio se hizo para superar los planes curriculares anteriores y así poder lograr atender las diferentes dimensiones del desarrollo de niños y niñas, que son el centro del proceso educativo desde el trabajo en aula.
En este sentido, la organización por áreas intenta responder al reto de lograr el desarrollo integral de cada estudiante, tal como lo establece la Ley General de Educación: “Las áreas son organizadores del currículo que al momento de realizar su programación, toman en cuenta las características particulares de los y las estudiantes, sus necesidades, sus creencias, valores, cultura, lengua” (MINEDU 2009a: 39). En el nivel de educación primaria encontramos:
Área de matemática
Área de comunicación
Área de personal social
Área de ciencia y ambiente

La particularidad del trabajo por áreas es la integración de las mismas en la programación curricular, es decir, trabajamos con dos o más áreas al mismo tiempo. Por ejemplo, podemos estar trabajando el tema del agua y este tema nos permite ejercitar competencias de todas las áreas:
Área de matemática: medir, identificar y comparar el consumo de agua.
Área de comunicación: inventar una historia sobre el buen uso del agua.
Área de personal social: opinar sobre el cuidado del agua y la espera de turnos de riego, plantear acuerdos sobre el ahorro de agua, entre otras.

Área de ciencia y ambiente: realizar investigaciones sobre el agua, experimentos y salidas de estudio, entre otras actividades.

Elaboración de una matriz diversificada
La matriz diversificada la elabora y organiza el o la docente partiendo de todos los elementos que le proporciona el Diseño Curricular Nacional (DCN).
“El Diseño Curricular Nacional de la Educación Básica Regular contiene los aprendizajes que deben desarrollar los estudiantes en cada nivel educativo, en cualquier ámbito del país, a fin de asegurar calidad educativa y equidad. Al mismo tiempo, considera la diversidad humana, cultural y lingüística, expresada en el enfoque intercultural que lo caracteriza y que se manifiesta en las competencias consideradas en los tres niveles educativos y en las diferentes áreas curriculares, según contextos sociolingüísticos. Estas competencias se orientan a la formación de estudiantes críticos, creativos, responsables y solidarios, que sepan cuestionar lo que es necesario, conocedores y conscientes de la realidad, de las potencialidades y de los problemas de la misma, de modo que contribuyan con la construcción de una sociedad más equitativa”. (MINEDU 2009a: 9)
La matriz diversificada es entonces una herramienta pedagógica que permite graduar, dosificar y prever los desempeños de los y las estudiantes. La matriz la construye el o la docente de acuerdo a las necesidades del grupo con el cual está trabajando.

La matriz diversificada para la presente guía metodológica
La matriz elaborada para el nivel de primaria aborda todas las áreas del currículo en relación a la integralidad de los aprendizajes, que es una característica en los niveles de educación inicial y primaria. Esta matriz se ha elaborado considerando:
  • Los organizadores: dominios que explicitan en forma sucinta el aprendizaje esperado.
  • Las competencias: el conjunto de conocimientos, que al ser utilizados mediante habilidades de pensamiento en distintas situaciones, generan diferentes destrezas en la resolución de los problemas de la vida y su transformación, bajo un código de valores previamente aceptados que generan una actitud concreta frente al desempeño realizado. Una competencia es la capacidad de hacer algo.
  • Las capacidades: se refieren, normalmente, a la posibilidad de que un o una estudiante sepa hacer algo con los aprendizajes que ha adquirido en la escuela.
  • Los conocimientos: son el conjunto de información almacenada mediante la experiencia o el aprendizaje, o a través de la introspección.
  • Las actitudes: una actitud es el estado de disposición nerviosa y mental que se organiza a partir de las vivencias y que orienta o dirige la respuesta de un sujeto ante determinados acontecimientos.

Como ya se ha dicho, en este material se han considerado con mayor énfasis los contenidos sobre agua, residuos sólidos, energía y biodiversidad en relación al tema transversal “Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental” y como soporte para el diseño de las sesiones de aprendizaje.

¿Cómo desarrollo mis sesiones de aprendizaje con la educación ambiental como tema transversal?
En un primer momento, es necesario analizar las capacidades, conocimientos y actitudes que propone el DCN para integrarlas a la programación curricular de primaria. Con estos elementos procedemos a elaborar la matriz diversificada de acuerdo a nuestras necesidades.

En un segundo momento, en el proceso de elaboración de las unidades de aprendizaje, los o las docentes seleccionan las actividades y estrategias metodológicas a desarrollar.
Es importante recordar que cada sesión de aprendizaje está enmarcada en el contexto de unidades didácticas y debe responder a los propósitos, componentes y logros que se esperan para cada edad, tema y momento.

También debemos tener en cuenta que, si bien el tema de educación ambiental responde al tema transversal “Educación para la gestión de riesgo y la conciencia ambiental” y se enmarca con mayor énfasis en el Área de Ciencia y Ambiente, también puede y debe integrarse transversal y permanentemente con las otras áreas de desarrollo. Por ello, las sesiones de aprendizaje tienen un carácter integrador y globalizado y, más allá del tema que se esté trabajando, no existe una fecha determinada para ser tratado, por ejemplo, no vamos a trabajar educación ambiental solamente en el Día del Medio Ambiente.

El reto es que podamos incorporar los temas de educación ambiental a nuestra programación diaria, no solo en una fecha del calendario cívico, sino como construcción y ejercicio de una cultura ambiental que nos permita desde temprana edad apostar por una escuela que promueva amor, cuidado y protección del medio ambiente.

Aspectos a tener en cuenta para desarrollar las sesiones de aprendizaje
Las sesiones de aprendizaje deben responder a los momentos pedagógicos. Cada sesión tendrá actividades de inicio, desarrollo y cierre, como se detalla a continuación.
“La estructura lógica de la mediación docente en la sesión de aprendizaje comprende: actividades de inicio, de desarrollo y de cierre. Las actividades de inicio tienen como propósito comunicar a los estudiantes lo que aprenderán en la sesión, activar o movilizar los saberes previos de los estudiantes (evaluación diagnóstica), que servirán como enlace puente para la construcción de los nuevos aprendizajes. Esta fase es sumamente importante porque permite construir el aprendizaje al estudiante. En las actividades de desarrollo, el docente, acompaña, guía, orienta, modela, explica, proporciona información al estudiante, para ayudarle a construir el aprendizaje. Para ello el docente brinda un conjunto de estrategias y materiales que le facilitan al estudiante la investigación, para la elaboración de los nuevos conocimientos, así como el desarrollo de habilidades y destrezas. En la actividad de cierre se promueve la metacognición[1] como parte del aprendizaje orientado al mejoramiento continuo de los desempeños que evidencian los estudiantes en el desarrollo de las capacidades. Asimismo, las actividades de cierre constituyen una oportunidad para que los estudiantes transfieran o utilicen lo aprendido en nuevas situaciones, por ejemplo, ejecución de tareas, prácticas calificadas, situaciones de la vida cotidiana”. (Andrade Pacora y otros 2013)
En el ANEXO 1 podemos apreciar el formato en el cual se desarrollan las sesiones de aprendizaje. Es importante tener en cuenta que, si bien no existe un solo formato para ello, debemos cuidar que indistintamente del que se emplee es necesario cumplir los momentos pedagógicos que aseguren el logro de capacidades en los niños y las niñas.

Estrategias metodológicas propuestas en las sesiones de aprendizaje de la guía
Las actividades propuestas en las sesiones de aprendizaje comprenden una serie de estrategias metodológicas basadas en el juego, experiencias directas, manipulación de objetos, expresión e interrogación de textos o imágenes y actividades de movimiento y psicomotricidad.
  • A.   Experiencias directas: los niños y las niñas se ponen en contacto directo con el objeto de estudio, por lo cual se da mucho énfasis a las salidas educativas, así como a la investigación.
  • B.    Actividades para la comprensión de textos e imágenes: para promover el análisis y la reflexión de diversos textos de comunicación escrita y visual, de manera que se afianza la comprensión lectora, el análisis y la síntesis.
  • C.    Actividades musicales: complementan el trabajo que se desarrolla y estimulan la sensibilidad; además, por medio de la música se incorpora aprendizajes.
  • D.   Actividades gráfico-plásticas: favorecen el desarrollo de la creatividad de los niños y las niñas, así como la expresión de las tensiones, el desarrollo de la función simbólica y la comunicación afectiva.