Materiales Educativos, Contrata Y Nombramiento Docente

domingo, 25 de noviembre de 2018

Matriz de programación curricular 2019 | MINEDU



La escuela está obligada a lograr que sus estudiantes adquieran los 8 aprendizajes fundamentales al término de la escolaridad. Estos aprendizajes son derechos de los estudiantes y obligación de los maestros. Son los mínimos fundamentales  que la escuela debe obtener y por lo tanto el norte a seguir ciclo a ciclo, grado a grado y en cada sesión de clase. El maestro en toda acción pedagógica tendrá en perspectiva el logro de estas macrocompetencias y buscará aportar a ellas constantemente. El monitoreo constante de las competencias a través de los indicadores de desempeño y la ubicación correcta de cada estudiante en su respectivo nivel del Mapa de Progreso para cada competencia hará que la labor pedagógica esté orientada al logro de los Aprendizajes Fundamentales. En este modelo de Programación Anual los Aprendizajes Fundamentales toman su lugar correspondiente al inicio del proceso para que el maestro los tenga siempre en perspectiva y como punto de partida en su diaria labor. Esto implica que al elaborar cada sesión de clase buscará contribuir al logro de uno o más aprendizajes fundamentales a través del desarrollo de capacidades y competencias. 

Como había mencionado, con el nuevo sistema tenemos que realizar dos procesos distintos de evaluación. Por un lado evaluar las competencias y por otro lado evaluar las capacidades. En el primer caso las competencias se evalúan con los indicadores de desempeño establecidos para cada Mapa de Progreso y en el segundo caso las capacidades se evalúan con los indicadores de evaluación de las capacidades. Veamos como se realiza el proceso de evaluación de las capacidades:

Cada competencia cuenta con un conjunto propio y exclusivo de capacidades, con excepción del área de matemática, en la cual las 6 capacidades se utilizan en forma alternada para cada competencia cambiando su tenor en cada caso particular. Del mismo modo las capacidades cuentan con su conjunto exclusivo de indicadores, haciéndose la excepción nuevamente para Matemática en la cual los indicadores alternan con todas las capacidades.

Los indicadores de evaluación de las capacidades vienen ya listos en los respectivos fascículos publicados por el Ministerio de Educación, solo necesitan ser precisados para cada contexto particular de aprendizaje. La precisión de los indicadores se realiza agregando los conocimientos o actitudes necesarios. También se puede modificar o desagregar algunos conocimientos o actitudes en el caso de indicadores que ya incluyen algunos de ellos.

En este modelo desarrollado de Programación Anual solamente se presentan los indicadores de evaluación correspondientes al séptimo ciclo y tercer grado. En el caso del área de Matemática aún no se publican los fascículos de Geometría y Estadística y Probabilidad, lo cual genera el inconveniente de no contar con los respectivos indicadores de evaluación de las capacidades para el caso de estas dos competencias.